Repostería

Pasteles de Carne

Pasteles de Carne

Ingredientes del Relleno de Carne

 

1 Cucharada de Aceite

1/20 Kilo de Carne molida especial

1Cebolla mediana

¼ Cucharadita de jengibre

½ Cucharadita Comino molido

¼ Cucharadita Pimienta molida

Sal al gusto

1 Rollo de culantro

 

Pasta de Hojaldre

Hojaldre 3 hojas (descongeladas)

Yema de huevo con agua para cepillar

 

Preparación

Procedemos a descongelar las hojas de  hojaldre por un par de horas

Ponemos una ollita a fuego medio, agregamos aceite.

Ponemos  la cebolla, sazonamos con sal y salteamos  hasta que esté translúcida.

Agregamos la pasta de ajo y jengibre, salteamos  hasta que el olor crudo desaparezca y las cebollas se vuelvan de color dorado.

Agregamos  la carne molida, combinamos  bien y rompa cualquier grumo que se forme.

Cocinamos cubiertos hasta que el color rosa de la carne desaparezca.

Añadimos  el chile en polvo, , comino molido y sal. Combinamos  bien y cocinamos  hasta que la carne molida se vuelva ligeramente dorada. Freír hasta que todo el líquido se ha secado, el relleno debe estar seco.

Por último, agregamos el culantro y salteamos por un minuto.

Retiramos la cacerola del fuego, dejamos  enfriar.

Cortamos  la hoja de hojaldre verticalmente en 3 rectángulos iguales. (Si es una hoja más grande cortada en rectángulos iguales en consecuencia)

Cortamos  cada rectángulo en dos mitades iguales (se obtienen 2 rectángulos pequeños).

Colocamos 1 cucharada de carne picada en el centro del rectángulo más pequeño y doble la masa sobre el relleno. Mojamos  los dedos con agua y pegamos  los bordes juntos.

Utilizando un tenedor, presionamos suavemente el tenedor en los bordes de la masa hojaldre, para cerrar bien.

Batimos el huevo en un tazón pequeño.

Sumergimos un cepillo de pastelería en el huevo batido y esparza sobre la masa con el relleno de carne.

Precalentamos el horno a 200 C.

Colocamos  la hojaldre en una bandeja para hornear forrada con papel encerado.

Ponemos en el horno y hornear durante 20 a 25 minutos o hasta que la masa hojaldre se ha vuelto crujiente y de color dorado.

Retiramos del horno, dejamos enfriar un poco y servimos caliente.